Formaciones no oficiales Kundalini Yoga

SOBRE FORMACIONES NO OFICIALES

 

En España se ofrecen múltiples cursos de formación de profesores de Kundalini Yoga pero no todos siguen la pureza de las enseñanzas y están reconocidos por las instituciones legadas por Yogui Bhajan, KRI e IKYTA. Algunos de estos cursos de formación son plagios y otros fraudes.

 

AEKY se creó a petición de Yogui Bhajan, en parte, para que los futuros profesores tuvieran una comunidad que preservase estas enseñanzas y garantizase la pureza de éstas. Ten en cuenta que AEKY es el único ente autorizado en España para certificar profesores de Kundalini Yoga según las enseñanzas de Yogui Bhajan.

 

Cada día más conocemos acerca de personas que dicen ser instructores de Kundalini Yoga según las enseñanzas de Yogui Bhajan que ofrecen informaciones y prácticas erróneas e, incluso, contrarias a las enseñanzas. Comprobamos que, en la mayoría de casos esto es fruto de haber seguido formaciones no homologadas. Esto repercute en la pureza y calidad del servicio ofrecido a las personas que acuden a practicar Kundalini Yoga y en la imagen de Kundalini Yoga en sí mismo tal y como Yogui Bhajan nos lo transmitió.

 

Si estás pensando en formarte como profesor de Kundalini Yoga puedes preguntar a los responsables de la formación quien expide los certificados en su curso. Si no certifica AEKY ya sabes que no es una formación que garantiza la pureza de las enseñanzas. Todas las formaciones publicitadas en nuestra web están reconocidas a nivel Internacional.

 

AEKY recibe peticiones de profesores formados en Kundalini Yoga provenientes de formaciones no reconocidas para participar en el colectivo, pero AEKY no puede aceptar estas peticiones. Muchas de estas formaciones no cumplen con el programa oficial, en otras los formadores se erigen como los Maestros y hacen suyas las enseñanzas, otras diluyen la enseñanza mezclando diferentes tipos de Yoga e incluyendo disciplinas no relacionadas con el Yoga,...

 

Es importante saber que en algunos casos hay formadores que no solo no han hecho el programa para ser formadores sino que ni tan solo han cursado el curso de profesores.

 

Esperamos que este texto pueda ayudar a que nadie se sienta engañado al acabar una formación no reconocida.